Charly Sinewan | México, el principio de un nuevo ciclo
8777
post-template-default,single,single-post,postid-8777,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

México, el principio de un nuevo ciclo

México, el principio de un nuevo ciclo

San Felipe, 31 de diciembre de 2016

Hace siete años que miré un mapa de dos dimensiones y dibujé casi por instinto el trazado de unas navidades. El dibujo quedó muy bonito, el 24 y 25 lo pasé en una diminuta isla en Camboya, descalzo y tranquilo, y el 31 en otra isla, esta vez tailandesa, dándome un fiestón de resaca larga y poso trascendental inexistente. Quiero decir que, salvo un dolor de cabeza espantoso, no me aportó nada.

La vida ha seguido estos años convirtiéndose en un viaje constante. He pasado fechas señaladas como días intrascendentes y momentos que a priori no aparecían en el calendario y que, sin embargo, nunca olvidaré. Estos días señalados como ‘navidades’ siempre me han dado igual, pero sí que es cierto que aprovecho para descansar, mirar las dos dimensiones del mapa que toque y dibujar una línea que me lleve a algún lugar tranquilo en el que, después de unos días, se proyecten tres dimensiones claras. Que sepa a qué huele, qué colores tiene y cómo hablan sus gentes. Que me deje un buen poso. Y como la vida se detiene unos días en la mayoría de vuestros hogares, descanso parcialmente de editar vídeos y me da por escribir, que tiene mucho más de masticar y que, aunque llega a menos gente, lo hace siempre más adentro.

Hace unos días llegué a San Felipe casi al azar y creo que acerté porque lo primero que hice fue ponerme a escribir y masticar 2016, el año siete de mi vida alrededor del mundo. Resalto el siete porque me gusta especialmente como número y quiero disfrutarlo hasta que termine, sin prisa alguna porque llegue el ocho. Eso, el final del año siete, será en agosto de 2017, que también acaba en siete.

Este año que termina he concluido mi recorrido africano, que no significa que sea el final de mi nexo con el continente en el que mejor he fluido hasta la fecha. Llevo viajando por África desde el año 2004 y haciendo proyectos desde entonces, algunos que todavía están en marcha y con idea de que en los próximos años haya más. Es decir, mi vínculo con África va a seguir por mucho tiempo y espero dar saltos de vez en cuando en los próximos años. Por eso, entre otras cosas, he dejado una moto allí. Pero sí que es cierto que la Etapa 9 de esta vuelta al mundo significa el final de una época. Los últimos capítulos de esta etapa se verán en youtube en los próximos días y por mi parte cerraré de alguna forma un ciclo vital en mi vida y en mi viaje, que como ya sabéis, es lo mismo.

El año siete ha sido el final del principio, como explicaba en uno de los últimos vlogs hechos en África. Así lo sentí en aquel momento y así lo siento ahora más que nunca, después de cuatro meses viajando por un país desarrollado como Estados Unidos. Y es que se repiten las cosas. En 2010 y después de esa resaca espantosa de la que hablaba al principio, arranqué mi moto y enfilé hacia Australia, donde llegué después de más de seis meses viajando por la intensa Asia, rodeado siempre de gente curiosa por mi moto, mi pelo o mi color de piel. Al llegar a Australia volvieron el silencio y la soledad, y con ellos atravesé el país, en completa serenidad, masticando lo que había sido –lo sé ahora– el principio de quien soy hoy. Aquellos kilómetros por el desierto australiano, solo, dentro del casco, sirvieron para asimilar y ordenar todo lo que había pasado en los meses anteriores y para visualizar el futuro. Tenía claro que quería ser nómada, vivir en la incertidumbre de no saber nunca qué va a pasar. Y después de aquello y con el paso del tiempo, construyendo con buenos cimientos, edifiqué esta vida que me ha traído hasta San Felipe, donde sé con certeza que tengo que estar hoy.

Y, como decía, se repiten las cosas. Los dos últimos meses de 2016 han transcurrido por Estados Unidos, rodando en solitario, masticando mucho sobre todo lo anterior y, especialmente, visualizando el futuro para poder seguir poniendo cimientos sólidos a un viaje que es una vida, que no tiene ningún interés por batir récords o salir en los papeles, que lo único que pretende es seguir confirmando cada día eso de estar en el lugar correcto.

San Diego es la última ciudad al sur del Pacífico en territorio estadounidense. Es, quizá, la mejor fotografía de las bondades del sistema capitalista. Calles en cuadrículas perfectas, playas limpias, gentes guapas que caminan con el cuerpo erguido y coches grandes y potentes que a pesar del ruido que desprenden, apenas escupen humo. Una especie de maqueta en la que rodar la segunda parte del Show de Truman.

Hace unos días que salí de San Diego, de buena mañana, por una autopista de cuatro carriles perfectos. A los pocos kilómetros un cartel inmaculado me indicó que era mi última oportunidad para seguir dentro de la maqueta, que si me mantenía recto me dirigía a la frontera. Y así lo hice, mantuve la dirección y el asfalto me mandó de bruces contra un nuevo cartel que decía bien colorido “México”. Un policía me indicó en mi propio idioma que podía continuar y, en cuestión de minutos, salí de un largo letargo.

Desperté repentinamente con mi moto dando botes sobre asfalto agujerado, rodeado de colores ajenos al “branding “de franquicias y por calles que por suerte ya no olían a comida rápida. En las aceras la gente paseaba y los tenderos sonreían, sin vestir todos el mismo uniforme de multinacional. Y me vino aroma a vida, en forma de tacos, y sentí de nuevo la inseguridad que provocan las diferencias y la cercanía que genera, por lo general, tener poco.

En definitiva, al cruzar esa frontera sentí que estaba de nuevo de viaje.

Está claro que la vida de cualquiera de nosotros puede dar un giro inesperado y llevarnos a otro sitio. Si eso pasa habrá que corregir este post, pero al entrar en México he visto claro que me esperan muchos años más viajando por el mundo, siendo nómada e intentando contar mejor las historias que encuentro en el camino para que vosotros, si os apetece, las podáis vivir conmigo.

Gracias a todos por estos siete años y pico. Vamos a por otros siete.

Feliz 2017

Charly

Suscríbete al canal: http://www.youtube.com/charlysinewan
Facebook: http://www.facebook.com/charlysinewan
Twitter: http://www.twitter.com/charlysinewan
Instagram: http://www.instagram.com/charlysinewan/

#sinewan #america #mexico #charlysinewanbmw #bmwmotorrad #makelifearide #touratech #hertzride #lineadirecta #rolenmotor #pirelli #idealista #minube

23 Comments
  • plotino plotino
    Posted at 19:19h, 01 enero Responder

    No pares de escribir ni de viajar.

  • Andy klenner
    Posted at 19:44h, 01 enero Responder

    Hola Charly!!!,te deseo lo mejor para este año 2017, y te aseguro que está nueva etapa por hispano america va a ser fabulosa,tanto por sus paisajes como también por su gente,un saludo y abrazo grandote amigo,te esperamos acá en Chile!!!

  • Javi
    Posted at 20:24h, 01 enero Responder

    Disfruta de tu viaje y de la interacción con la gente! Abz.
    Tienes una mini errata. Los dos ultimos meses de 2016 has estado viajando por USA, no de 2017…

  • Fco..
    Posted at 21:27h, 01 enero Responder

    Gracias a tí, compañero.
    Gracias y disfrútalo bien para contarlo cuando puedas.
    Así volveré a darte las gracias.

  • Pamela
    Posted at 22:45h, 01 enero Responder

    Disfruta la baja que es hermosa y la gente siempre con una sonrisa, a darle con todo este inicio de año y que sean muchos más para seguir disfrutandolos contigo a través de tus videos y anécdotas 👌

  • Alonso
    Posted at 00:28h, 02 enero Responder

    Charly es excelente tu descripción del lo que a sido tu vida de nómada, y lo mejor como describes a mi miexico lindo. De verdad sería un placer poderte recibir en nuestra casa y explicarteny mostrarte un México muy diferente al que te describen en todos los noticieros y pláticas de gente que ni siquiera conoce este país. Por favor no dejes de hacer lo que sabes hacer mejor; mostrarnos lo mejor del mundo viajar y hacerlo e n moto!!!!!!
    Saludos Alonso

  • Dan
    Posted at 01:52h, 02 enero Responder

    Hola Charly, en que parte de Mexico estas? 2chefs1moto te podemos llevar por excelente lugares!

  • Ungebundenheit
    Posted at 02:11h, 02 enero Responder

    Gracias, de verdad… gracias!
    Feliz 2017!

  • Roberto
    Posted at 07:29h, 02 enero Responder

    Magnifico relato Carlos. Me encantan tus videos pero lo escrito tiene algo especial que tu le saves sacar partido. Para cuando un libro? Un abrazo.

  • Tony
    Posted at 11:39h, 02 enero Responder

    Buenas Charly, me enganche a tus relatos hace ya tiempo, me leí en un verano todos los de tu viaje inicial. Me encantan tus videos, Pero hecho de menos mas relatos, creo que es donde esta la esencia. Muchas gracias, por mostrarnos el mundo a través de tus ojos. Un abrazo fuerte. Vsssss

  • Lídia
    Posted at 12:28h, 02 enero Responder

    Qué cerca te siento cuando escribes, amigo!!!
    Éste es el Charly que más me gusta!
    El que más se parece al Carlos que se toma(ba) unos vinos en el sofá de casa después de comer un arroz
    De eso hace… mmm… casi 7 años!!!???
    Abrazos, sonrisas y salud para el 2017
    Que sigas estando donde debes estar y con quien tienes que estar, y nos lo sigas contando estés donde estés

    • Charly
      Posted at 18:25h, 02 enero Responder

      qué bien que sigas por aquí después de tanto tiempo amiga. Nos vemos en tu sofá cuando la vida nómada pase cerca. Un beso grande.

  • Hugo Gómez
    Posted at 17:02h, 02 enero Responder

    Muy bueno mi amigo! Como siemre!! Un gran abrazo y espero verte pronto!!!

    • Charly
      Posted at 02:17h, 03 enero Responder

      Nos vemos pronto Hugo, ganas de conocerte

  • Manuel
    Posted at 21:01h, 02 enero Responder

    Desearte lo mejor en este 2017,para que podamos seguir disfrutando de tus andanzas, esas, que nos hacen viajar contigo cada vez que vemos o leemos tus relatos.
    Saludos compañero

  • Maria
    Posted at 03:47h, 03 enero Responder

    Tras cruzar esa frontera…por fin hemos recuperado al Charly africano. Menos mal.
    Un abrazo y si puedes escribe mas
    Feliz año y feliz viaje de vida!

  • alonso
    Posted at 01:08h, 04 enero Responder

    Gracias por hacerme vivir tus aventuras, en parte por tu culpa pronto tendré moto.Si me rompo algo mi mujer te pedirá daños y perjuicios.

  • Jorge González
    Posted at 03:57h, 07 enero Responder

    Charly, me gusta como editas, como escribes y como viajas cabron, me motivaste en gran parte a viajar con mi 250 cc y mis 24 años, mas de 10 mil kilometros ya al norte de mi pais, el cual estas visitando ahora.. y justo en este momento me encuentro en la Paz , Baja California Sur que al igual que tu haciendo mi miniserie de videos con drone etc… se que es muy dificil que puedas responderle a todos tus seguidores, solo espero que al igual que tu este viaje me siga sorprendiendo y «sin querer queriendo» nos podamos cruzar en el camino (tu hacia el sur y yo hacia mi hogar en la Ciudad de México)

  • Miguel
    Posted at 15:11h, 07 enero Responder

    Hola Charly, feliz 2017!

    Qué bueno que ya estés en México y hayas dejado atrás la aburrida USA, aunque cuando vuelvas a terminar la TAT te lo vas a pasar en grande amigo.. 🙂

    Sólo desearte lo mejor para ese proyecto sudamericano que ahora empieza, espero que te llene de experiencias y que las puedas compartir con los miles que te seguimos por internet. Eres un tío grande.

    Un abrazo Nómada y como siempre ante la duda, GASSSSSSSSSSSSS!!!!!

    Miguel

  • Raúl Piña Cortazar
    Posted at 07:09h, 09 enero Responder

    Charly, soy de la Ciudad de México, capital majestuosa, caóticamente loca y bella de México donde hoy te encuentras. Por el momento no tengo moto pero planeo volverme nómada muy pronto, si requieres casa durante tu pasó por mi tierra, apoyo o consejo por favor hazmelo saber que nada me gustará más. Mi nombre es Raúl Piña Cortázar, mi teléfono es el 5522847070. Quedo a tus órdenes.

  • Albert
    Posted at 23:57h, 11 enero Responder

    Buen articulo/carta o como te apetezca llamarlo. Me encanta tu blog. Muchos soñamos una y mil veces vivir una experiencia parecida…aunque sea por poco tiempo. Disfruta como parece que lo haces…y cuelga mas videos!!! :))))

  • luis
    Posted at 19:33h, 12 febrero Responder

    Que bien escribes charly, siempre me llegan muy adentro tus relatos, a ver si ahora que ya vas a hacer solo el blog tienes tiempo y ganas para escribir un poco mas.
    un saludo y mucho animo y suerte para la etapa americana que empieza

  • Rafa
    Posted at 00:56h, 02 marzo Responder

    Es increíble leerte
    Espero seguir haciéndolo muchos años más
    Que el viaje y tú vida sean fabulosos
    Larga vida al guionista

Post A Comment